Psicóloga - Na presença dos sentidos

Allí estábamos nosotros dos, una noche más de bromas.

Esta vez Luiz quería el juego zombi, ya que la casa estaba respirando los preparativos para la fiesta de Halloween, de su pequeña escuela.

Y entonces empezamos a correr en nuestra pequeña piso y en el momento de tensión encuentro mi escondrijo preferido … Detrás de la puerta …

Podía oír las risas y gemidos mientras ensayaba abrir la puerta aún sabiendo exactamente lo que iba a encontrar.

Elle gritaba y gritaba y sus gritos mezclados con carcajadas cuando poco a poco se estaba dando cuenta que el peligro no era tan grande.

Así son nuestros miedos, predican el risco, ellos vuelan sobre nuestras cabezas aunque a menudo sabemos exactamente lo que vamos a encontrar detrás de la puerta.

Repetimos el juego y me di cuenta de que ahora había ido a buscar algunos recursos para hacer frente a su miedo,

Ver la entrada original 343 palabras más

Anuncios